FotoMoto 2014

A veces te llaman para hacer cosas con amigos moteros, que te pueden seducir mas o menos y de repente salen oportunidades de participar en otras que además de ser entre amigos, son divertidas, diferentes y con las que sabes de antemano que vas a disfrutar un montón. Pues bien, el FotoMoto es una de esas oportunidades en las que merece la pena participar y que una vez lo haces, la marcas en el calendario esperando la próxima edición.

El FotoMoto, no es más que una especie de Gymkana motera, dónde se plantean varios retos. El primero y más importante es conseguir las fotografías secretas que la organización indica en el rutómetro, también secretos y que conjuntamente se entregan 15 minutos antes de empezar el reto. Algunas de las instantáneas, no son fáciles de encontrar a lo largo del recorrido y que pueden ser desde una señal de tráfico, un monumento escondido y desde una toma y encuadre especial, a un simple indicador como ha sido en este caso. Por ello se debe ir muy atento del rutómetro, para llegar a los puntos precisos dónde realizar las fotografías, y que estas sean lo más fidedignas posible al ejemplo que marca la organización. Hay una serie de penalizaciones  si vas acompañado por ejemplo, pues no es lo mismo dos ojos que cuatro a la hora de localizar la foto secreta en cuestión.

El rutómetro por su parte, está lleno de indicaciones, distancias, y múltiples referencias que debemos tener en cuenta, si no queremos perdernos o tomar una indicación equivocada, que daría al traste con el objetivo de conseguir la foto “objetivo”. Es por ello que hace falta conocer bien dichas indicaciones, familiarizarse con ellas lo antes posible y estar muy atentos. Por ello el juego con el cuentakilómetros parcial de nuestra moto es esencial, debemos resetearlo continuamente a fin de que las distancias, sean acordes a las indicaciones, pues a veces puede indicar la salida de un camino que de otra forma pasaríamos de largo.

Además para no ir todos a remolque y uno detrás de otro, ya que recortar 30″ es relativamente fácil, las rutas se mezclan entre si, teniendo en común las fotografías y tramos cronometrados, pero a los que se acceden desde diferentes puntos y rutas. Por ello la organización entrega 4 rutas diferentes a todos los participantes y en orden escalonado, para que no se vaya por el mismo lugar. Se trata también de un inicio a la navegación y orientación en carretera.

Pero esto no es todo, la organización se guarda pequeños “trucos” porque en esta edición, como en las anteriores, hay un tramo medido por la regularidad en tiempo y distancia. Las salidas de las motos se hacen de forma escalonada, con intervalos de 30″ y según el órden de clasificación de la edición anterior, es decir, el ganador de la edición anterior tiene el privilegio de salir primero. Durante los 5 primeros kilómetros, el tramo es cronometrado con controles de paso ocultos, donde miembros de la organización se esconden y toman referencia de paso que serán definitivos, al final del FotoMoto para establecer las clasificaciones. Cada segundo de adelanto o retraso en dicho punto de crono secreto, penalizas y la suma de estos será crucial. Por ello la idea es establecer un ritmo acorde a las exigencias del tramo cronometrado y reloj/cronometro en mano, debemos medir muy bien, para pasar por control en el momento exacto y todo ello sin que sepamos, dónde nos van a tomar tiempo. Muy, muy complicado llegar en el momento preciso y eso si que es un buen reto a conseguir.

Al final, la suma de todo determina quién es el ganador, tiempos de crono, penalizaciones y fotografías.

Hay un dato importante, que es el tiempo. Salvo en estos kilómetros cronometrados, el resto de prueba no hay tiempo de captura de fotografías, da igual, no se trata de llegar primero e ir volado a conseguir las fotografías, no se trata de eso. Es una prueba de regularidad, y hacer la foto desde el encuadre exacto, la posición en la que llegues no es relevante, no puntúa ni para bien ni para mal.

En mi caso, salí en 10 posición, era el primero de los novatos, penalicé sólo 13″ en la suma total de los tramos cronometrados, mientras que el primero sumo 8″ de penalización y el segundo 11″ y finalmente tras conseguir las 4 fotos secretas, ocupe un meritorio 3er puesto en la clasificación general, 1º de los novatos. No está nada mal. El año que viene prometo dar guerra y avanzar al menos un escalón más en el podio.

La camiseta FotoMoto por ser el ganador tiene nombre y apellidos y en una edición cercana será mía. La organización ha prometido cambios importantes en las próximas ediciones y de no ponerlo nada fácil y eso es un aliciente más para tomar parte en tan divertido evento.

Resumen de Rutas.

En la edición FotoMoto 2014, el recorrido se basó fundamentalmente en la sierra pobre de Madrid, un lugar que recomiendo visitéis pues el asfalto está espectacular y los pueblos y paisajes son increíbles.

Ruta Final D Ruta Final C Ruta Final B Ruta Final A

Un saludo a todos, y espero ver a muchos de vosotros en las siguientes ediciones.

Gracias David y al resto de organización como a los participantes, por hacerme pasar un sábado de moto y fotografía increíble.

Anuncios

4 comentarios en “FotoMoto 2014

  1. Suena muy interesante, y se nota una concienzuda preparación por parte de la Organización. A ver si a la próxima me puedo unir a la fiesta. Interesantes las instrucciones que hacen figurar en la ruta A en el Km. 96,800 , muy gráfico, no deja lugar a dudas… 🙂

  2. Hola Pablo. Muchas gracias por tu trabajo.
    Me resulta muy interesante esta actividad; ya he visto cosas parecidas que hacen en la región valenciana, Motodes concretamente; una ginkana fotográfica muy al estilo de esta FOTOMOTO.
    Siempre me han gustado este tipo de pruebas pero no se como informarme de cuando se realizan. Concretamente, haco poquito vi que estaba anunciado una ruta de 1.000 km que se hacía desde Las Rozas; me apunté y cuando fuí a pasar las verificaciones técnicas, me anuncian que se había suspendido la prueba.
    Creo que en nuestra región hay afición suficiente para que los posibles organizadores, motoclubes, etc organicen estos eventos, que seguro atraerían a muchos motoristas.
    Aún recuerdo con mucho cariño una prueba que realizaba la revista SoloMoto, El Sobre Fantasma. Participé en varias ocasiones.
    A mi me gustaría pparticipar incluso en la organización de este tipo de pruebas y en alguna ocasión hice algo parecido con amigos, pero entiendo que hace falta un grupo de gente que quiera trabajar para los demás.
    Una pena las pocas pruebas de este tipo que hay y lo poco publicitadas que están.
    Te sigo teyendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s