La Ruta Alpes, día 7

La salida de Chamonix, fue a primera hora, decidimos madrugar algo más que el resto de días, pero al final no pudo ser. El hotel muy bueno, la atención exquisita, pero al salir Kike descubre que ha perdido la cartera con las tarjetas de crédito, menuda faena. Piensa que  se la olvido en Interlaken cuando compró una navaja Suiza, pero no está seguro. Buscamos, pero nada no aparece, por lo que antes de reemprender la marcha esperamos a hacer todos los trámites de cancelación de tarjetas, por mayor seguridad.

P1100340

El día es bueno apetece montar en moto, una temperatura ideal, salimos dirección al Col de la Madaleine, puerto de categoría especial al en Tour de la France, me apetece hacer mucho ese puerto junto a L’alpe d’Huez, dos míticos de la ronda francesa. Valleamos hasta llegar a la ascensión de la Madaleine, el puerto es largo, mucho, pero majestuoso las vistas son increíbles. Empiezas con falsos llanos, para llegar a fuertes desniveles, si ya en moto se notan no quiero pensar hacerlo en bici.

La cumbre descubierta, con nieve, a lo lejos se ve la cima pelada de forestación, el frío aumenta y con sólo los trajes de verano se nota. Es hora de accionar los puños calefactables para no quedarse “pajarito”. Paramos y hacemos varias fotos de las vistas y las cumbres, es espectacular. Al reanudar la marcha Kike mete la rueda delantera en un vierte aguas y se va al suelo… esta claro hoy no es el día de Kike, pobre.

P1100373

Una vez comprobado que no hay daños, ni físicos ni materiales importantes que nos impidan continuar, reemprendemos la marcha en dirección a la Sardenne, preludio de lo que veremos en L’alpe d’Huez, es otro puerto increíble , mucho más verde con vegetación de curvas rápidas y fuertes descensos, allí a la bajada de este precioso puerto nos encontramos una MV Augusta en un terraplén, parece que ha tenido una fuerte caída, paramos y nos acercamos a ver que ha pasado. Junto a la moto abandonada, vemos una bolsa con los enseres del compañero motero, el golpe ha sido fuerte y lo han evacuado a toda prisa, la moto no parece que este mal, pero al mirar más detenidamente, vemos que el chasis esta partido por la mitad, la moto doblada, el frontal y las horquillas destrozadas y el colin partido en dos, se ha golpeado al salirse con un bloque de hormigón, una canaleta de agua y ha destrozado la moto, nos tememos lo peor por el motorista. Un tramo rápido mucho y vemos como se ha pasado de frenada por las marcas en la hierba y es que se la ha ido jugando de verdad. Las gomas están muy desgastadas como para ir a alta velocidad y sobre todo el agua ha echo presencia en forma de chirimiri dejando el asfalto con una película resbaladiza, mucho más peligrosa que cuando llueve de verdad. Esto lo único que hace es recordarnos que debemos tener precaución y volver a casa sin problemas. La ruta acaba en el sofá de casa, no antes.

Algo dubitativos, seguimos a L’alpe d’Huez, el gran objetivo de hoy. Tenemos ganas de coronar este puerto que también es de categoría especial en el Tour. cada curva lleva el nombre de un ganador de etapa en diferentes años, buscamos algún español, vemos a Fede Echave y a un par de corredores más pero no al mítico Indurain, será que no lo ha ganado nunca?.

Coronamos según indican las señales de tráfico, “Itinerario del Tour”, e incluso bromeamos como si fuéramos ciclistas, pero no queremos insultarlos, bien merecido tienen nuestro respeto por conseguir ascender estos puertos a base de pedal….

P1100318

Compradas en cumbre las oportunas pegatinas de nuestra coronación, seguimos con destino a Gap, nuestro cuartel general de descanso hoy. Es día es largo y todavía quedan muchos km.

Aun quedan un par de pequeños puertos, cuya ascensión se realiza por un bosque que parece embrujado. Los árboles se arquean sobre la carretera haciendo curiosas formas y dando sombra a nuestro paso, es un paisaje encantador. Estos puertos dan acceso a la Ruta Napoleón famosa por llegar hasta Gap, una pequeña ciudad que es más importante de lo que el mapa muestra.

P1100355

Al llegar a Gap estamos agotados, muchos km, muchas curvas y algo de tensión. Nos perdemos en la ciudad, no somos capaces de encontrar el hotel reservado, un restaurante que se llama igual nos ha despistado y empezamos a estar cansados de ir en moto necesitamos descansar. Luis y yo nos enzarzamos por el intercomunicador y eso es lo ultimo que debe ocurrir. Después de serenarnos, recuperamos ruta al hotel que finalmente está en las afueras y al llegar Luis y yo nos damos un fuerte abrazo, aquí no ha pasado nada, solo cansancio. Un compañero de ruta, es un compañero y nunca debemos olvidarlo.

Esa noche lo pasamos mal muy mal, se nos hizo demasiado tarde para las costumbres gabachas, y a duras penas logramos encontrar un lugar para cenar, mientras por el twitter nos informaban de que España una vez más eliminaba a Italia en los penaltis…..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s