La ruta Alpes parte 1

P1090824

Nervioso me levanto antes de tiempo, me pasa igual en todos los viajes, no soy capaz de dormir bien el día de antes y eso pasa factura después sobre todo si vas a estar muchas horas en moto.

Esta vez el destino el Alpes, otra Meca motera. Subir el Passo del Stelvio es un sueño para muchos, no por su complejidad si no por su belleza, pero ya me han advertido otros aventureros más expertos que hay puertos muchos más increíbles y más desconocidos, pero nosotros vamos al mítico.

Una vez subidos en la moto, voy al reencuentro con el resto de compañeros, Guille ha venido desde Valladolid y Luis y Kike desde mi ciudad, pero desde otro punto bastante lejano y quedamos unos km fuera de Madrid, para evitar el cansino atasco mañanero que se forma todos los viernes.

Los km caen alegremente, vamos todos charlando por lo intercomunicadores, después de haber perdido más de 35 min intentando sincronizarlos, cada vez entiendo menos estos necesarios cacharros. Admito que la soledad de poder ir escuchando música y hacer km sin darte cuenta es un sacrificio que hay que hacer cuando vas acompañado en la ruta, pero a veces lo hechas de menos. Demasiadas voces al mismo tiempo y alguno canta fatal……jajajajajja. Pero aun así el viaje se hace muy ameno y cuando te quieres dar cuenta estás en las puertas de BCN dónde mis buenos amigos Sergio y Santi, nos esperan para comer con nostros. Detalle motero de amigos que cuando pasan cerca de tu ciudad te tomas la molestia de verles aunque sólo sea unos minutos, desear suerte e indicarles y darles últimos consejos. Ese espíritu no se debe perder nunca.

Sergio nos comenta la posibilidad de tormenta en la frontera, vemos la predicciones en el Iphone y cierto se avecina tormenta, y vaya que si el aguacero es fuerte y ohhhh mierda, el traje de agua esta debajo de mi precioso arcón en Madrid, menos mal que al menos me traje la capa de agua del Revit. Esta  vez he cometido dos errores subsanables, pero que cabeza tengo, los cascos para el móvil y el traje de agua. Menos mal que al menos me acorde de cambiar las gomas en Sasam, por cierto unos Anakee3 que hasta ahora funcionan de lujo.

El paso por el golfo de Leon, es como siempre, mucho viento, viento racheado de ese que es incomodo mucho, pero mi Gs aguanta perfectamente el envite, que maravilla. Las horas y los km caen, se empieza a notar el cansancio, ya tengo ganas de llegar y cenar algo estoy agotado, 1100km a nuestras espaldas son muchos, pero merece la pena.

El hotel es acogedor y la wifi una castaña como todas las de los hoteles estos, que asco, no se dan cuenta de lo valioso que es para nosotros y sus clientes, aggg.

Es muy tarde, pasadas las 11 y en la France a esas horas poco se puede comer, pero estamos de suerte Aix en Prevence esta de fiestas, y hay algún chiringuito abierto que nos da una especie de hamburguesa de pollo picante realmente asquerosa pero que nos sabe a gloria después del esfuerzo…

Es hora de dormir y la cama espera, con las “niñas” a buen recaudo, nos vamos a descansar que esto se ha hecho muy largo… Buenas noches.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s